domingo, 13 de noviembre de 2016

El perfecto improductivo

Hoy he estado productivo como pocos días. Me van a tener que dar el premio al más eficiente. Os cuento. Esta mañana me he levantado, y como ya es un hábito en mi, sin salir de la cama, he revisado la bandeja de entrada del e-mail del trabajo. Bueno, como han entrado un par de cosas del jefe he pensado que lo mejor sería ocuparse de ellas nada más llegar a la oficina. Las he dejado en la bandeja de entrada no fuera a ser que se me olvidaran. Este truco me ha funcionado siempre y creo que es muy recomendable.

He puesto el modo multitasking. En casa he conseguido dejar al niño preparado para ir al colegio, y recopilar toda la información que ayer dejé esparcida sobre la mesa. Si es que cuando me pongo, soy un hacha. Para que luego me digan eso de que los hombres somos monotarea, si parezco un bailarín de platos chinos. Luego me he dado cuenta de que no se había tomado toda la leche y que ha salido sin peinar de casa... bueno, detalles sin importancia.

Para cuando he llegado al trabajo ya habían entrado cuatro correos más. Más vale que me da por revisar el correo cada media hora. Por cierto, que tengo que ver si consigo vaciar la bandeja de entrada, que he leído que es muy productivo. Y me he ido a por el café con el compañero. Estaba bastante concentrado con el silencio que había allí, pero como se lo he propuesto un par de veces... no ha sabido decir que no. Si es que se parece mucho a mí. Luego, con el café, seguro que ya se pone a toda caña.

Me he cabreado un poco al llegar al trabajo y ver la agenda. Tenía un par de reuniones casi pegadas y una la había convocado yo. Más vale que no tenía que enviarles agenda a los demás, porque me iba a hacer perder un tiempo muy valioso. Y al salir de la mía tenía que ir a aquella que me convocó el Departamento de --- (se dice el pecado pero no el pecador). No pintaba nada, pero como Menganito me pidió que fuera... Más vale que finalmente, cuando he llegado allí, en medio de la reunión he podido sacar el móvil, contestar a un par de mails y echarle un ojo al twitter; así que... sin problema.

También he aprovechado un momento de descanso y le he enviado el mail a Fulanito, que lo tenía pendiente y me venía dando vueltas por la cabeza todo el rato en el coche. Por si acaso le he llamado a los dos minutos para cerciorarme de que se había enterado. Así que bueno, ya se encargará él de entregarlo a tiempo. Yo realmente no entiendo muy bien para que quieren ese trabajo, pero bueno, se hace y punto (si lo piden por algo será y nosotros estamos para dar servicio).

Es verdad que ha habido un rato en el que me he relajado y he estado navegando un rato por Internet. Ya sabes, entré a mirar una cosa del curro, había un link interesante y de repente he visto el titular del Marca... He de reconocer que me he entretenido un poco mirando las noticias y luego con las opiniones del aparatito que quiero mirar para casa, pero bueno, ya me queda claro el modelo que necesito y además, como estaba seguro de que me iban a dar aquí las ocho de la tarde... Tampoco me van a poder decir nada si yo saco un huevo de trabajo.

La tarde se me ha hecho más larga, porque la comida ha sido pesada. Han dicho de ir a caminar cinco minutos, pero me he negado y he preferido sentarme delante del ordenador. He estado mirando un rato el Facebook, pero oye ellos estaban caminando por ahí. Por cierto, mi sistema de pilas de papel encima de la mesa ha vuelto a mostrar su eficacia como método de archivo. Le he encontrado al jefe el documento en menos de diez minutos... no se porque dice nada del orden de la mesa si total aquí no se sienta nadie más que yo.

Han venido un par de personas por mi sitio y he dejado todo lo que estaba haciendo para atenderles a ellos. Una cosa ya hemos resuelto no sin problema y la otra la tengo en mente para completar mañana. Si ya os he dicho antes que no se decir que "no", pero es que me encanta poder ayudar a mis compañeros. Y al final he tenido que jugar un rato a no hacer nada y me he ido a un par de mesas de compañeros a charlar un rato. Y cuando han dado las 20:00 me he ido con la sensación del deber cumplido. A ver mañana que entra en el correo y nos ponemos a la tarea.

- - - - 

En negrita están los comportamientos improductivos (creo que no se me ha escapado ninguno) de nuestro sujeto, al que no pondremos nombre porque es inventado. Si eres un lector habitual de temas de productividad estoy seguro que te has dado cuenta de la ficción. O quizás has deseado llegar al final para que te diga que es una ficción. Pero... ¿cuantos lectores podrían levantar la mano si alguna vez han caído en alguno de los comportamientos descritos? Y lo que sería peor... ¿cuantos consideraban que haciendo algo que es totalmente improductivo estaban haciendo lo mejor? ¿Podemos encontrar comportamientos así (bueno, no tan exagerados) en nuestras empresas? ¿Qué podemos hacer para solucionarlos? En próximos artículos intentaremos solucionar los problemillas a nuestro perfecto improductivos.

Nos leemos.

Foto: A messy desktop. En flickr. Bill So.

Si te ha gustado, puedes seguirme en Feedly:   follow us in feedly
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...