lunes, 21 de abril de 2014

Vacaciones: Descanso Productivo

Por varios motivos, creo que todos hemos llegado al final de este trimestre bastante cansados. Cierto es que, para empezar, este trimestre ha tenido cuatro meses y medio de duración, lo cual podría considerarse un oxímoron y que podría dar bastante para hablar, pero que no es el tema de este blog. Así que estos días de vacaciones los he cogido con un fin principal, descansar y aprovechar el tiempo en el que puedo estar con los míos. ¿Significa eso que uno no hace nada? ¿Que desconecta absolutamente del trabajo y en cinco días olvida las claves hasta para conectar el ordenador?

En estos días he subido al monte que tengo detrás de casa con el crío, me he ido al parque con él y sus amigos a ver si aprendemos a montar en bici y nos hemos tirado un día en el campo, comiendo en la falda segoviana de Navacerrada y otro más en la dehesa de Collado Villalba. Hemos aprovechado para aprovisionar la nevera y, cundo nos ha visitado el mal tiempo nos hemos ido al cine y de cena con los críos y los amigos. No he visto, ni olido, un documento de la empresa. Entonces, ¿qué has hecho de productivo?, se preguntará más de uno.

Primero y lo que es más importante, recargar pilas. Es obligatorio dados los compromisos que tenemos para el segundo trimestre o lo que quede hasta las vacaciones de verano. Es necesario volver al tajo con ganas de darlo todo y enfrentarse a los ambiciosos objetivos que nos hemos marcado. 

Así que me he olvidado de temas pendientes, reuniones que deberemos afrontar y cualquier otro deber y obligación. Todo ello quedó debidamente anotado para que no se quede rondando por mi cabeza en estos días.

Pero para mí estos días han sido muy productivos porque aprovecho para leer. Y leo un poco de todo. Desde la última novela, o en este caso relato corto (me ha encantado "El Urinario" de Lorenzo Silva que ya tiene un tiempo); a libros de empresa como "Delivering happiness" con la historia del fundador de Zappos y un montón de buenos ejemplos para poner en práctica (Gracias a Jeroen Sangers por hablar de Holacracia en uno de sus últimos artículos) y a un montón de artículos.

Esto es lo que hace más productiva mi Semana Santa. El repaso de artículos almacenados en Pocket (el antiguo "read it later") y que versan de Productividad personal, Excel, Presentaciones eficaces y Management en general. De muchos de estos artículos uno saca enseñanzas, que si no son aplicables en ese mismo instante, sí que vamos a poder utilizar en nuestras carreras. Por eso aprovecho para su repaso en estos días y muchos acaban en libretas de evernote, que ya van alcanzando tal tamaño que empiezan a sustituir a Google como mi primera fuente de búsqueda

El mejor ejemplo es uno de los gráficos que utilizo en mi trabajo y que permite en un gráfico comparar varias variables de varios países y su evolución histórica de un sólo vistazo. Ese es un gráfico que llegó a mí a través del RSS; que en una lectura rápida me pareció podía tener una aplicación práctica en mi trabajo y que acabó en las libretas de evernote de #excel. Donde pudo estar durmiendo unos tres meses, hasta que en un ejercicio de mejora de la información presentada en mis informes recordé el mismo. ¿Para qué buscar en google si ya se que estás en mi evernote? Segundos más tarde estaba leyendo en profundidad como se construía el mismo y en unos minutos estaba insertado en mis presentaciones.

Y como este ejemplo, tengo cuatro o cinco consejos e ideas, de los mucho que he leído por ahí estos días, que seguro acabo poniendo en práctica más pronto que tarde. Sólo por eso y por la recuperación de energías, ya considero que mis vacaciones han sido más que productivas.


Escribo estas líneas estirando las últimas horas de las vacaciones habiendo dado un repaso a los pendientes, revisada la agenda de la semana y preparando una lista de los entregables que hay que terminar en los próximos días. A ver si mañana tenemos un primer día tan productivo como el resto de las vacaciones.