viernes, 13 de enero de 2017

Volviendo al trabajo tras las vacaciones

 Bueno, pues ya se acabaron las vacaciones de Navidad y ya hemos vuelto al trabajo. Supongo que va por sectores, empresas y las situaciones familiares de cada uno de nosotros, pero en el caso de mi empresa, muchas personas estamos fuera del trabajo estas dos semanas o una gran parte de ellas, por lo que la vuelta es bastante dura; aunque a su vez, todo el mundo reconoce haber desconectado lo suficiente.  Este año me propuse que mi vuelta "a la normalidad" fuera lo más productiva y positiva posible. Y para conseguirlo me he apoyado en tres palancas principalmente: la actitud, el día antes y los hábitos. Acompáñame para ver si tu sigues alguno de estos comportamientos o si puede ser positivo que los incorpores en el futuro.

La importancia de la actitud en la vuelta al trabajo.

He estado dos semanas de vacaciones. He desconectado, he hecho algo de ejercicio, he estado con la familia, me he cruzado la Península de Sur a Norte, me he tomado unas cañas en Sevilla en una terraza en mangas de camisa y me he congelado esperando a Sus Majestades los Reyes Magos en mi querida Pamplona, he leído y he escrito, he jugado al ajedrez y me vuelvo al tajo con unos kilos de más por las abundantes comilonas y cenorras. Han sido unas vacaciones muy interesantes y realmente divertidas. Pero ya está, se acabaron y toca volver al tajo. Y me niego a volver pensando únicamente cuando llega el próximo puente, o si este año la Semana Santa cae antes o después.

Muchos estudiantes esperan al "finde" porque quieren irse de borrachera. No es una buena actitud. Menos si lo único que te mueve en este mundo son los pedales que se agarran el fin de semana. Pues en el segmento de los trabajadores vivir esperando "el próximo finde" o "el próximo puente" es igual de triste. Si lo que tienes que hacer de lunes a viernes "es un infierno" haz algo por intentar cambiarlo. Además, esa actitud es demasiado contagiosa y negativa para el resto de compañeros.

Cierto que volver al trabajo tiene sus cosillas malas, pero también tiene sus cosas positivas, y en esas has de apalancarte para tu vuelta. Las comidas con los compañeros y los ratos de café, sí, pero también los logros individuales y en equipo o la resolución de situaciones complejas o los nuevos proyectos... Todas esas cosillas refuerzan esa actitud que ha de mantenerse a pesar de que a la vez que tu vuelvan esos compañeros cenizos. Y de momento, esta actitud positiva se mantiene en la mayoría de mis compañeros.

Aprovechando el día antes para volver al 100%.

No es la primera vez en la que señalo la importancia del día anterior para ser más productivo. Pero es que tras un periodo de casi 15 días fuera de la oficina, dedicar un rato el día anterior a preparar la primera semana de trabajo es una gran ayuda... o al menos para mí. 
Durante las vacaciones he desconectado al 98%. Ese 2% (por decir una cantidad) lo he dedicado a borrar correos electrónicos con el móvil una vez cada dos días (más o menos). No he respondido a ninguno de los correos que me han llegado, de hecho mi aviso de "fuera de la oficina" estaba encendido. Y únicamente borraba esos correos que simplemente, por el remitente ya sabes que no tienen ningún valor. Y esa ha sido toda mi actividad laboral hasta el pasado domingo.

El domingo madrugué. Retomé mi lista de proyectos y realicé un repaso exhaustivo de cada uno de ellos. Recordar en que punto se encontraban o cuales eran las próximas tareas a realizar en cada uno de ellos. ¿Algún nuevo proyecto a la vista? ¿Estaba a la espera de recibir alguna información? ¿Tenía que escribir a alguien? La verdad es que hasta que se levantó Pablete y nos hicimos el desayuno avancé bastante en mis proyectos. El principal motivo para madrugar es no quitarme horas de jugar con mi hijo, que estaba disfrutando de sus juguetes nuevos y nos fuimos a tomar jugar un rato al fútbol y a tomar el vermú.

Por la tarde saqué un rato para revisar los correos entrantes, los que aún se mantenían tras el borrado periódico del periodo vacacional. Había un par de peticiones de información relevantes que fueron procesadas y que durante la semana he llevado a cabo; e incluso dejé un mail preparado para enviar, pero sin salir de la bandeja, puesto que era el último día de vacaciones de mis compañeros.

Este trabajo no sólo me ha sido rentable el lunes, sino toda la semana y este jueves sigo sacando réditos a esta preparación previa y a los hábitos que he recuperado y que estoy incorporando. Pero viendo que este texto se me está yendo en extensión, y que ya tengo ganas de publicar algo nuevo, creo que lo dejaré aquí por hoy.

¿Y vosotros? ¿Como preparáis vuestra vuelta al tajo?

lunes, 2 de enero de 2017

Que 2017 nos traiga mucha ACTITUD a todos!!!

Primeras horas del nuevo año, muchos objetivos para los próximos 365 días, algunos de los cuales se caerán, y otros ni siquiera se intentarán. Pasa todos los años, pero siempre pensamos que el próximo año será diferente. Y hasta quizás, habremos hecho una lista de propósitos para empezar hoy mismo. Bueno, mejor el día 2. Además, el de bajar unos kilitos lo dejamos para el día 7 que todavía hay un par de comilonas en reyes y hace frío por las mañanas como para salir a correr. Hoy se me ha pasado pero mañana me tomo un vaso de agua nada más levantarme. Y esta tarde mismo me pongo a leer (este rato que tengo ahora... prefiero dedicarlo a ver las noticias con un café y un bollito, que va a ser el último de mi vida) y ya la semana que viene empiezo a meditar todos los días (que pueda).

A mi también me pasa.

Por eso os deseo que 2017 os traiga a todos mucha fuerza de voluntad, para poder sacar adelante vuestros objetivos. Y sobre todo, MUCHA ACTITUD para este 2017. Porque hay una diferencia muy pequeña entre "hacer las cosas" y "hacer BIEN las cosas" y se llama únicamente ACTITUD. Ponle ganas a lo que tengas que hacer este año y te garantizo que los resultados serán mucho mejores. Hazlo contento, que es mucho más divertido.Ya sabes, "el pájaro no canta porque es feliz; es feliz porque canta". Se feliz haciendo tus tareas y llega mucho más lejos en 2017.

FELIZ AÑO a todos.

Fotografía: Cycdor en flickr

viernes, 30 de diciembre de 2016

Agradeciendo a todos por un magnífico 2016

Thanks! Como el pasado año, escribo estas líneas en un tren camino de Sevilla. 150 minutos que estoy intentando hacer que sean muy útiles una vez que Pablete está viendo una película y ya no necesita una atención continúa. Y tras un desayuno en la cafetería del AVE, he comenzado a leer peldaños de "La inteligencia del éxito" de Anxo Pérez. Y ahora he decidido dejar de leer para comenzar a escribir los agradecimientos de este año 2016, que son muchos, porque sois muchos los que me habéis ayudado a seguir con este blog, ya sea inspirando sus historias, leyéndolas e incluso difundiéndolas y motivando a seguir escribiendo.

Inspiradores del blog.

Muchos de mis artículos de blog cuentan historias que vivo en primera persona, así que aquellos que me rodean en mi trabajo son fuente de inspiración recurrente. A veces de forma activa, por las charlas de diversos temas que salen a la hora de comer, con problemas o situaciones vividas; a veces de forma pasiva, con su comportamiento diario. Y eso no quiere decir que ellos sean los malos ejemplos, sino que normalmente son utilizados para las buenas prácticas; el perfecto improductivo soy YO. Por todo esto, gracias al Equipo Digital (sobre todo a los Antonios, Pedro, Miguel y Clara) y a personas como Sergio (espero que bien por Bélgica) o Eugenio (charlas como la de ayer ponen las pilas para una temporada) o Dimas (que es fuente de historias y chascarrillos de lo más útiles para esta bitácora).

Pero otras muchas historias surgen también de las reflexiones que uno hace tras leer los artículos de los demás y que normalmente van referenciados en muchos de mis artículos. Aquí seguro que me olvido de alguno, porque es casi imposible citaros a todos. Rubén Alzola, Daniel Grifol, Jordi Sanchez, Jordi Fortuny, Andrés Ortega, Raquel Roca, Eva Collado, Eva Cantavella y muchos otros. Tranquilos los que todavía no salís que igual hay un espacio mayor reservado para vosotros... por cierto, incluyo aquí a todos los autores de los libros del artículo de la semana pasada, que ya era en sí mismo un reconocimiento.

Lectores del blog.

Cada día sois más y eso me hace mucha ilusión, no vamos a negarlo, porque si uno escribe es porque cree que tiene algo que contar y por tanto una audiencia a la que llegar. Gracias por leer cada uno de los artículos, gracias por vuestros comentarios y por vuestras menciones, vuestros halagos y vuestras críticas. Y perdón por los artículos malos, que seguro que los hay o aquellos que no cumplen las expectativas; intentaré reducirlos en 2017 aunque no puedo prometerlo. Espero seguir viéndoos por aquí mucho tiempo.

Difusores del blog.

Si, ya os he agradecido vuestro papel como lectores. Pero vosotros vais un paso más allá y decidís que los artículos merecen la pena ser compartidos con otras personas y sois los altavoces del blog. Algunas de vuestras menciones en las redes sociales son para guardarlas en un marco y dan energía para seguir buscando ideas y escribiendo en mis noches como búho.

Menciones especiales.

Pero hay personas que se merecen un apartado aparte, porque con alguna acción han apoyado muchísimo al crecimiento de este blog o de su escritor (o sea, yo mismo).

Al equipo de Óptima Lab, por dejarme compartir con ellos un rato de sus Jornadas. Una charla en la que aprendí mucho, con un montón de galácticos de la productividad personal. Paz, David, Jerónimo, Antonio José, Cruz y José Miguel (y aunque ausente, Jesús). Gracias porque para mí fue un reconocimiento enorme a un blog de aficionado por parte de un grupo de profesionales. Ojalá podamos repetir.

Por supuesto a vuestro Ranking de Blogs de efectividad personal. Fue una sorpresa encontrarme en el mismo, pero es un flipe ver que me mantengo entre los 25 que se mencionan mensualmente. Subidón total.

A Jeroen Sangers, porque sus dos menciones en Artículos suyos disparan las visitas a este blog. Pasó con La ley de Parkinson en 2015 (que también mencionó AJ en su día) y ha pasado en 2016 con Los entornos VUCA. Habrá que seguir escribiendo cosas interesantes para poder ser referenciado en el blog líder de efectividad y productividad personal.

Nuevamente a Jeroen y al equipo organizador del "Café y Productividad". No pude asistir por motivos personales, pero la invitación fue otro empujón moral muy importante. Espero que me mantengáis en la siguiente convocatoria y desaparezca la mala sensación que me quedó por haberme perdido la anterior.

Resumiendo que es gerundio.

A todos los que ayudáis a mantener este blog en pie, por aportar ideas, leerlo y difundirlo en vuestra escala, familiares y amigos (físicos y virtuales). A todos vosotros, los mencionados y los olvidados (mis disculpas por adelantado).


¡¡¡GRACIAS!!!

Nos leemos en 2017.

martes, 27 de diciembre de 2016

Resumiendo un año de Trabajando

Ea, pues ya ha pasado otro añito. Parece mentira que el artículo de resumen del Blog en 2015 ya haya cumplido un año. Pero así es, y ya hemos completado otra vuelta alrededor del sol y aquí seguimos dando guerra (y esperemos seguir dándola unos cuantos más). Y nuevamente toca enfrentarse al resumen del año, lo que sirve para recopilar artículos y ordenarlos (lo cual es muy bueno para los lectores) y recuperar ideas que se quedaron a medias (lo cual es muy bueno para el escritor). Este es el 45º artículo del año, lo que significa que el ritmo de escritura ha sido más o menos similar al del año pasado, con sus picos creativos y sus valles sin ideas.

Como se verá en este resumen, la mayoría de los artículos tratan de productividad o efectividad personal y casi todos en general de temas relacionados con asuntos laborales; aunque haya espacio para algunas vivencias personales o mejor dicho persoprofesionales, porque siempre están relacionadas con temas laborales. 

Artículos sobre productividad / efectividad personal.
La mayoría de artículos del blog se centran en el tema de la productividad personal, con mayor o menor acierto y con diferente profundidad. Algunos de ellos quedaron realmente bien y otros, pues un poco menos bien (si, alguno mal, seguro), y de hecho se puede ver por las visitas recibidas a cada uno de ellos (esto lo dejo para otro artículo). Recopilando que es gerundio, tendríamos:


Artículos de temas laborales.
Según va sucediendo el año te encuentras con situaciones en el trabajo que te hacen reflexionar sobre temas muy diversos. Esos pensamientos quedan reflejados en los siguientes artículos:



Artículos perso-profesionales.
Como indico muchas veces, la mayoría de los artículos vienen inspirados de experiencias personales, que me suceden en mi día a día laboral. Aunque a veces, esta parte personal sale mucho más acentuada, como en los siguientes artículos:

  • Cambiando de versión, referido a mi 40 cumpleaños y la adaptación al cambio que hemos sufrido en los últimos años;
  • Espíritu de becario, referido a mi forma de ver el trabajo al cumplir 15 años en mi empresa actual: espíritu de aprendizaje; apoya al equipo y trabaja duro;
  • de hecho, "Trabaja duro que las oportunidades llegarán" es el consejo que le di a nuestro becario el día que se marchaba a la búsqueda de nuevas aventuras profesionales;
  • Muchos de estos consejos para afrontar el mundo laboral los suelo recopilar para una charla que doy a los alumnos de un Máster que cursé yo hace unos cuantos añitos y que muestro en "Actitud ante el primer empleo". 
  • En esta sección no dejo sin recordar "Recuperando el foco" o "Levando anclas" un par de artículos con una introducción muy personal al superar un duro momento profesional y que me costaron alguna crítica de algún lector cercano...
  • Y ya para acabar tengo que recordar un artículo que habla sobre el networking recordando la cena productiva que tuve con la gente de Optima Lab en El Escorial.
Artículos off-topic.
Y a veces escribo sobre temas más relacionados con el trabajo que hago en el día a día y menos relacionados con la temática del blog. Ese fue el caso de:
  • Un artículo sobre la digitalización de la empresa, que es el resumen de una charla que di en Santander y que tuvo una acogida brutal.
  • Un par de artículos más relacionados con el mundo de los datos y los errores y horrores al comunicar cifras y gráficos a la audiencia. En uno de ellos me metía con el mal uso de las herramientas y en otro mostraba un caso real de estas malas praxis.
Este es el resumen de (casi todos) los artículos de Blog de este 2016. Los agradecimientos los dejaré para el próximo artículo, que son muchos también y hay que intentar no olvidarse de nadie.

Nos leemos y gracias por vuestras visitas que harán que sin duda esta lista crezca durante 2017.

Foto de Marceline Smith en Flickr. 2016 Calendar Mug - Cookie Cute

martes, 20 de diciembre de 2016

Recopilando y recomendando lecturas para estas fecha.

Esperando momentos más creativos -, desde que cumplí los 40 me noto de bajón (tranquilos que es broma) - he leído unos cuantos posts últimamente que me han llevado a escribir este artículo recopilando libros con los que he aprendido mucho y publicarlo ideas para regalar en estas fiestas. Me encantó la traducción de Ruben Alzola sobre el artículo “Lo que haces tras tu trabajo determina tu futuro"; y su defensa del poder de la lectura (tan presente estos días en mis almuerzos laborales...). Del mismo modo, me gustó la lista de sugerencias de lectura de Laura Chica en "Dime que lees y te diré quien eres" y decidí que había llegado el momento de hacer la mía propia (lo que vulgarmente se llama copiar la idea, aunque queda más bonito si decimos que "nos hemos inspirado en"). No voy a descubrir ningún libro nuevo, cierto; pero intento que todos los libros que recomiendo estén muy ligados a las temáticas del BlogEfectividad Personal y temas relacionados con el trabajo, que van desde la marca personal, los consejos para mejorar (profesional y personalmente) y otros libros de gestión y management.

Libros de Productividad/Efectividad.
  • Organízate con Eficacia (David Allen): Hace bien poquito me llegó la segunda edición corregida y ampliada, y está en lista de despegue (digo yo para leer) aunque ya hace varios años que me leía la primera versión. Es la “biblia” del GTD, por lo cual es “obligatorio” leer; si bien, algunas ideas se pueden encontrar mejoradas y más comprensibles en otras dos obras del mismo autor: “Sé más eficaz” y “Haz que funcione”.
  • Productividad Personal (José Miguel Bolívar): O el mejor libro acerca de cómo implantar GTD escrito originalmente en Español (Lo que evita problemas con las traducciones y ciertos significados e interpretaciones). A José Miguel tuve el gusto de conocerle este año (junto al resto de componentes de Optima Lab) y fue un auténtico placer, en una de esas cenas productivas. Es otro libro obligatorio si quieres aplicar GTD y entender los motivos que hacen tan popular a esta metodología.
  • El Poder de lo Simple (Leo Babauta): Porque no sólo de GTD vive el hombre, Leo muestra en su libro (y Ruben Alzola lo explicó en una gran serie de artículos) una metodología propia denominada Zen To Done (ZTD). Una especie de "versión simplificada” del GTD (no creo que pueda llamarse versión, pero no tengo muy claro como llamarlo) con la que él se maneja (aunque verás que desde el principio del libro su forma de vida actual no se asemeje demasiado a la tuya).
Consejos para Mejorar (como persona y profesionalmente).

  • Aprendiendo de los Mejores (Francisco Alcaide): Personalmente diré que existe un antes y un después de leer este libro. Que barbaridad, como me ha gustado; a mí, a mi suegra y espero que ahora a mi padre (que es quien lo tiene ahora y es el motivo por el que no sale en las fotos de libros apilados). El compendio de saber recogido por Francisco es brutal, recopilando la sabiduría de muchas personas de éxito mundial. Si queréis profundizar un poco más antes de comprarlo, lo intenté resumir en un artículo del blog.
  • Superpoderes del éxito para gente normal (Mago More): Otro libro para hacerte pensar. Tiene temas de productividad, pero te hace reflexionar acerca de la vida misma a través de la experiencia del autor en primera persona. Cierto que el apartado de la alimentación es demasiado personal (en mi opinión) pero en su conjunto es muy aprovechable. Con la gracia de ir acompañado de varios vídeos que se pueden ver a través de la aplicación móvil y con otro plus, los beneficios van a dos buenas causas: la Fundación Síndrome de West y a la Fundación Bobath.
  • Superprofesional (Yoriento / Francisco Alcántara): Otro que no sale en la foto, porque lo presté y de momento no ha vuelto. Consejos para convertirte en un gran profesional. Habla de marca personal, motivación, del talento... Otro de esos libros que enganchan como las buenas novelas negras. Lo mismo que el blog del autor.
  • El pequeño libro de la superación personal (Josef Ajram): Autor que no deja indiferente he de reconocer que es el tercer libro suyo que me leo. Y los dos primeros me sirvieron el año pasado para avanzar en mi programa de pérdida de peso. Muy cómodo de leer en pequeñas dosis por el formato y el modo en que está escrito. Por cierto, estos dos libros no salen en la foto porque entonces leía en formato digital. Creo que por el gusto de sobar los libros y garabatearlos entre subrayados y anotaciones a boli me he vuelto a los libros de papel (no tanto para las novelas).
Otros libros muy recomendables.

  • Marca eres tú. (Eva Collado): este cayó en un visto y no visto porque engancha mucho y está realmente bien escrito. Hoy ha vuelto a desaparecer de mi escritorio en forma de préstamo. Muy buenos consejos para comenzar a trabajar temas de Marca Personal. Es muy recomendable seguir el blog de la autora también, porque no tiene desperdicio. Y fíjate, que me habían hablado muy bien en esta temática de "Tu eres Dios y tu marca personal tu religión" de mi paisano Ezequiel Barricart y oye... me está costando.
  • Knowmads (Raquel Roca): Magnífica explicación de cómo son los trabajadores del futuro… considerando además que el “futuro empieza hoy” - parafraseando a Laura Chica que es una de mis escritoras “pendientes” (lo siento Laura pero no llego a todo).
Próximas lecturas.

Tengo dos libros en mi poder, y de hecho salen en la foto, que son los que intentaré atacar estas navidades.

  • La inteligencia del éxito (Anxo Perez). Que provoca con ese subtítulo de "Sólo el 2% de las personas aprovecha su inteligencia" y que continua al éxito de "Los 88 peldaños del éxito". Le tengo muchas ganas.
  • El pequeño libro de la motivación (Rubén Turienzo). Por lo que tengo entendido el “pequeño” del título se refiere al formato, porque he leído que es un libro “mu grande”. Otra de esas "biblias", en este caso de la motivación. Creo que puede darme muchas ideas para poner en práctica.
Vuestras recomendaciones.

Y ya que estamos… ¿Qué libros me recomendaríais vosotros? ¿Sobre que temas estáis leyendo? ¿Conocíais estos volúmenes? Seguiremos escribiendo en estos días festivos. Previsión: balance del año, recopilación de cierre y felicitación del año nuevo además de los buenos deseos de este mismo momento.

sábado, 10 de diciembre de 2016

Trabajando duro para alcanzar tus metas

Momento de crisis creativa en el blog. Después de varias semanas a dos artículos por semana, varios acontecimientos familiares (principalmente celebraciones... no vayáis a pensar nada negativo) cambiaron mis hábitos de escritor aficionado y de pronto sequedad de ideas. Que puede que no esté relacionado... o sí, vete tu a saber. El caso es que fue la lectura de este artículo de otro de mis blogueros fetiche @marcapersonal sobre el trabajo duro lo que me permitió unir un par de ideas y ponerme a teclear otra vez.

Señala el artículo que nos hemos acostumbrado al éxito de un día para otro, y que nos estamos olvidando de los éxitos logrados en base al esfuerzo y al trabajo duro. Y creo que tiene mucha razón. Y más aún cuando nos vamos a la vida laboral de las personas, donde uno no va a ser número uno del mundo haciendo presentaciones de powerpoint, haciendo cuadros de mando, tomando decisiones de equipo... Pero tu éxito va a ser tu desarrollo profesional a lo largo del tiempo. Y si quieres tener éxito en tu carrera en la empresa (o en el mundo empresarial, mejor dicho) personalmente considero que sólo hay una vía: el trabajo duro.

La segunda idea que me rondaba la cabeza es que estamos de despedida en el cúrrelo ya que se va uno de los becarios, Miguel, gran trabajador y además lector habitual y difusor de este blog. Ha estado un año con nosotros y después de este tiempo tiene que buscar nuevas oportunidades en otros destinos. Mira que está jodido complicado el tema. Licenciado, con cursos de Postgrado, tres idiomas y experiencia laboral internacional como becario. Vamos el CV promedio de uno de estos chavales de menos de treinta años y que tan difícil tienen encontrar otra beca y no digamos ya un puesto de trabajo decente. Yo, que tras 15 años de trabajo sigo con espíritu de becario, he estado hablando mucho con él, a lo largo del año de beca, pero también en estos momentos más complicados y le dí un consejo ("Consejos vendo que para mi no tengo2 dice el refrán): Sigue trabajando duro, porque las oportunidades llegarán.

Siempre que hablo de este tema se me viene a la cabeza el caso de dos colegas (bueno, sin duda algo más que colegas, dos muy buenos amigos), que tuvieron una oportunidad en un programa de desarrollo de potencial dentro de la empresa. Se licenciaron del programa y su primera asignación fue en sendos puestos donde no podían dar lo máximo de si mismos, no podían explotar ese gran potencial que tenían. Y sin embargo, con alguna que otra dificultad, ambos siguieron trabajando duro y consiguiendo los objetivos que les marcaban. No estaban satisfechos, no adoraban su trabajo, pero ahí seguían, más que cumpliendo todos los días. Y las oportunidades llegaron.

Ahora están bien situados, hacen cosas que les gustan y tienen un papel muy relevante. Uno sigue dentro de la empresa y el otro ya montó su propia compañía. Llegaron a donde están porque cuando trabajas duro los hechos hablan por tí y en ese caso, la fama te precede y las personas hablan bien de tí también y todo el mundo se acuerda cuando aparecen puestos importantes. Y si has conseguido cultivar tu red de contactos y has trabajado duro, entonces tendrás mucha suerte... que es lo que dirán todos cuando se enteren de tu ascenso. Pero tu sabrás que tu suerte ha sido fruto del esfuerzo y del trabajo.

Lamentablemente no puedo asegurarte, estimado Miguel, que el trabajo duro te vaya a llevar al éxito. Es necesaria una pizca de suerte. Pero hay una cosa que es cierta, sin trabajo duro, no llegarás. Esto en lógica y matemática se llamaba "condición necesaria pero no suficiente". Es necesario el trabajo duro para triunfar, aunque no te bastará sólo con eso. Pero si no trabajas duro, desde ya te aseguro un no triunfarás (o que las posibilidades serán mucho más escasas).

Quizás hoy no veas las cosas de este modo, y tendrás tus razones, no es sencillo mantener siempre este ritmo de trabajo cuando ves que las oportunidades pasan o no llegan. Pero lo harán y no será que el karma te lo esté devolviendo, sino que estarás recogiendo aquello que has sembrado en todos estos años. Buena suerte para las nuevas etapas venideras.

¿Y vosotros? ¿Consideráis que hay atajos al trabajo duro? ¿O que esta es la mejor forma de seguir avanzando?

Nos leemos.

PS: Foto de flickr. Angel Gallardo. Pencil

martes, 29 de noviembre de 2016

Ayudando al "perfecto improductivo": el móvil.

Bueno, después de haber dejado apartado a nuestro perfecto improductivo durante dos artículos, uno para preguntarnos por qué nos pagan y otro para celebrar mis 40 tacos, volvemos a ver si podemos echarle una mano y le ayudamos a ser un poco más productivo en su vida. Si te sientes identificado con su historia, entonces estás de enhorabuena (vamos a mirarlo desde el lado positivo), todas las acciones que pongas en marcha, por pequeñas que sean, van a tener mucho impacto en tus niveles de efectividad (no es lo mismo que productividad) desde el principio.

En vez de ir viendo que cosillas hacía mal nuestro perfecto improductivo, al que vamos a llamar Manolo, por ponerle un nombre y poder referirnos a él; he pensado que vamos a ayudar a Manolo por ciertos bloques temáticos: el móvil, el correo electrónico; la agenda; las reuniones... Así que hoy he decidido meterme con el móvil, uno de esos mal llamados "ladrones de tiempo" (véanse este reciente artículo de @dasanru o este otro recién salido del horno de @jerónimosanchez sobre el tema), una fuente de improductividad cuando es mal utilizada, pero que puede ser maravilloso cuando sabemos utilizarlo en el sentido correcto. Así que Manolo... estate atento y a ver si encuentras algo interesante y aplicable.

El mal uso del móvil.

Si recordamos la historieta de Manolo, leíamos que nuestro personaje cogía el móvil sin ni siquiera levantarse de la cama (seguramente lo usa de despertador - ya diría que MAL) para revisar el correo electrónico del trabajo (MAL); y a lo largo del día lo utilizaba para llamar en un momento libre (eso NI TAN MAL) y para entrar a ver twitter en una reunión (MAL). Sin duda un uso poco productivo, pero que todavía podíamos ampliar.

Las estadísticas dicen que miramos el móvil unas 150 veces al día, esto es una vez cada 10 minutos (si el dato es cierto que se pone en duda), considerando incluso cuando estamos dormidos) y sin estar enamorados (lo cual duplicará las visitas al whatsapp) y que se usa unos 177 minutos al día (incluso más que la televisión). Mucho rato si lo utilizamos de forma improductiva. Algunos de estos usos negativos del móvil podrían ser:
- uso de notificaciones luminosas o sonoras que te distraen de la tarea que estás haciendo en cada momento.
- lectura (que no procesamiento) de un montón de e-mails. La inmensa mayoría se dejan en la bandeja de entrada para que los volvamos a leer desde el ordenador grande. Lo que contaba Manolo el otro día, vamos.
- contestamos a todas las llamadas telefónicas que entran independientemente de que estemos en un momento clave de nuestra tarea más compleja.
- uso lúdico del móvil cuando nos aburrimos en las reuniones, o incluso en las comidas con compañeros (y peor aún, con la familia!!!). Vamos que te están presentando algo, y tu te dedicas a mirar las fotos de la despedida de soltero en el facebook.
- análisis concienzudo del whatsapp y de todas las gilipolleces tonterías que te mandan en el grupo de los colegas de la despedida de soltero (normalmente cuando no quieres hacer esa tarea que tanto te molesta).
- ¿seguimos? Seguro que se os ocurren otras muchas.

¿Y si usamos el móvil productivamente?

Hemos mostrado un montón de malos comportamientos con el móvil, pero el móvil es un arma muy potente si se utiliza productivamente. Me encantaba una presentación que vi en la entidad en que trabajo donde un empleado con cierta experiencia en el Banco mostraba todas las cosas que había llevado en su cartera para viajes al extranjero y que ahora "cabían" en el móvil. Uno de los primeros móviles (si, si, uno de esos ladrillos); una cámara de fotos; una cámara de video; el walkman; el mapa; el GPS (al principio era un aparato al margen); el diccionario (por no decir que toda la enciclopedia británica); una novela (bueno, nuevamente ahora puedes llevar una biblioteca)... etc etc... Y el llevaba una cartera vieja con todo ese montón de cosas y luego sacaba el móvil del bolsillo, con el consiguiente cachondeo de todo el mundo e incluso algún efecto wow (la presentación estaba enmarcada en el paso de la blackberry al smartphone por toda la organización).

Mi Nuestra relación con el móvil no es fácil. Como se acaba de ver sirve para mucho, pero sin embargo decimos de él que es la mayor de nuestras distracciones. ¿Ponemos ejemplos de buenos usos del móvil?
- Es un aparato magnífico para tomar notas y llevarlas a una bandeja de entrada. Y si alguno está pensando en que escribir en el móvil es incómodo, le daré la razón. Pero ¿quien dijo escribir? La cámara de fotos o el micrófono del móvil son excelentes herramientas para anotarlo todo (el paso primordial para ser más productivo).
- Nos permite aprovechar momentos "perdidos" para hacer tareas muy sencillas. Comprobar que la cuenta tiene saldo y se han cargado todos los recibos mientras esperas el autobús.
- Me ha encantado en el libro "Superpoderes del éxito para gente normaldel Mago More (muy recomendable el libro y el resumen de Ruben Alzola)  su explicación acerca hablar por teléfono y caminar; o el uso de los auriculares para poder seguir "haciendo cosas" (siempre de escaso nivel de atención y con llamadas poco relevantes).
- En caso de que coja el tren de cercanías, el móvil me permite seguir con mi sistema de gestión de artículos y lecturas. Yo no soy usuario, pero es cierto que sirve para escuchar podcasts tanto en el tren como en el coche ayudado por el bluetooth. Y en el caso de los vuelos... Yo lo utilizo en el vuelo de ida (si aplica) para revisar y repasar la presentación que vaya a hacer y normalmente en la vuelta para jugar (no me gusta volar, por lo que no puedo concentrarme demasiado en los aviones y necesito ponerme a hacer otras cosas).
- Por cierto... desde la aparición del móvil el contexto de GTD @oficina para las llamadas telefónicas no tiene sentido (aunque habría que ver que fue antes si GTD o el teléfono móvil/smartphone).
- Ya que hablamos de GTD... Para repasar la lista de "próximas acciones" pendientes. En mi caso al salir de una reunión en otro edificio que no es el mío. De hecho, existe un apartado enorme de aplicaciones de productividad en los principales markets y FacileThings es una de ellas.
- Otras muchas que seguro que se te ocurren.

Resumiendo que es gerundio.

"Hay más potencia de cálculo en el bolsillo de tu chaqueta que la que sirvió para llevar al hombre a la luna. Ten cuidado para que la utilizas". Me encanta esta frase. Así como esta imagen que nos muestra el motivo principal por el que las pantallas de móvil han vuelto a crecer. Lo que nos tiene que hacer reflexionar que el problema de la improductividad asociada al móvil no es culpa del aparato en sí, sino de uso que nosotros le damos. Es cierto, es una tentación que nos permite evadirnos de nuestras obligaciones; pero es una herramienta increíblemente potente que nos permite ser mucho más productivos en cualquier momento que tengamos. Depende de ti como lo utilices.

¿Y tu? ¿Es el móvil tu perdición o tu salvación? ¿Lo consideras amigo o enemigo?

Nos leemos.

PS: El fotón de hoy está sacado de Flickr. Es de Anant Nath Sharma y se titula "331/365. For Those Who Hate iPhone."